Día de la mujer paraguaya

amujer
DÍA DE LA MUJER PARAGUAYA
El 24 de febrero de 1867, luego de varios encuentros previos, las damas asuncenas organizaron una reunión general en una plaza asuncena. La convocatoria congregó a miles de mujeres con la intención de donar joyas y alhajas para los esfuerzos de la guerra.
Otras asambleas similares se llevaron a cabo en diversas localidades del país. Sin embargo, más allá del fervor de las paraguayas, solo una pequeña parte fue recolectada debido a la imposibilidad de Paraguay de romper su aislamiento. Es necesario recordar a las mujeres que acompañaron a sus hijos, maridos y padres en los campamentos, dedicándose a trabajar la tierra, elaborar la ropa, asistir a los heridos, y ayudar en todo cuanto pudieran a los soldados.
También es justicia recordar a las que, por tener familiares que no comulgaban con el Mariscal, pasaron todo tipo de privaciones. Miles de mujeres forzadas a marchas de cientos de kilómetros destinadas a producir también para el ejército. Muchas de ellas muertas por cansancio, enfermedad o ejecuciones.
Las primeras, las que seguían las tropas paraguayas, pelearon en Avay, Ita Yvate, Piribebuy y Acosta Ñu. Aquellas que no cayeron bajo las balas, fueron objeto de tráfico y abusos sexuales por parte de las fuerzas brasileñas, y miles de ellas, 6.000 aproximadamente, viajaron al final de la ocupación (año 1876) para repoblar el Mato Grosso.
Paraguay desde 1869 fue, por su composición demográfica, un país de mujeres, y aún así nunca tuvieron participación política en el país que reconstruyeron. Se volvieron invisibles ante la historia. Se vendrían décadas, casi un siglo, para que después de luchas que quedaron en el olvido, nuestras compatriotas puedan gozar de los mismos derechos civiles y políticos que los hombres. Que hoy sea un día de reflexión.
IMAGEN: “La Paraguaya”, del artista uruguayo Juan Manuel Blanes.
Fuente: Fabián Chamorro
Promotor Cultural, Siglos XIX y XX.
Contador de historias.
@fabian_1932