Santiago Matamoros

amatamoros
LAS OBRAS MÁS CURIOSAS DEL Museo de Arte Sacro Asunción, Paraguay
.
SANTIAGO MATAMOROS.
Análisis de sus fuentes iconográficas e interpretación de sus posibles significados.
El Museo de Arte Sacro es un museo iconográfico y su Colección está ordenada en forma temática. Entre sus 97 obras hispano-guaraníes algunas destacan especialmente por su complejidad iconográfica como es el caso de este Santiago Matamoros, un anónimo hispano-guaraní del Siglo XVIII.
La figura representa a un caballero armado de espada y escudo y no presenta atributos de sacralidad. Su fisonomía de barba y cabellos largos es propia de los personajes bíblicos de la época de Jesús, sin embargo viste una capa medieval llamada esclavina que está ornamentada con conchas y espadas.
También los aperos del caballo fueron representados cuidadosamente por el artista, pero lo que más llama la atención es la figura pisoteada por el corcel. El personaje vencido a sus pies lleva turbante y túnica y está armado también con espada y escudo.
Es la representación de Santiago Matamoros, una tradición española conocida en Paraguay por medio de grabados.
Según las fuentes medievales, el propio Santiago apoyó la reconquista del territorio español ocupado por los musulmanes. Y se convirtió por ello en una figura del nacionalismo hispano que tuvo su propia Orden de Caballería. Este símbolo, del supuesto apoyo divino a España, se replicó en la conquista de América como Santiago Mataindios. Esta figura -tan políticamente incorrecta y anticristiana hoy día- debe ser comprendida en el contexto histórico que la originó.
Pero quién es en verdad este Santiago? Jacobo de Zebedeo fue uno de los principales discípulos de Jesús. San Iacobo, nombrado luego como Sant-iago, cristianizó la Hispania, una de las grandes provincias del Imperio Romano. Y de regreso a Jerusalén fue decapitado por Herodes Agripa en el año 44 de nuestra era. Según la tradición, dos de sus discípulos llevaron su cuerpo…de regreso a España.
800 años después, los restos de Santiago fueron identificados en los confines de la Península, originando un torrente de peregrinos que desde esa fecha no ha parado de crecer. Sobre la tumba del Apóstol se levanta la inmensa catedral que es la ansiada meta del Camino de Santiago.
Nuestra figura quizá provenga de un ambiente civil hispánico porque su uso religioso, en nuestro contexto mestizo, es un misterio.