Arcángel con Taba

aarcangel

LAS OBRAS MÁS CURIOSAS DEL MUSEO DE ARTE SACRO ASUNCION, PARAGUAY.

ARCÁNGEL CON TABA. Análisis de sus fuentes iconográficas e interpretación de sus posibles significados.

El Museo de Arte Sacro es un museo iconográfico y su Colección está ordenada en forma temática. Aunque son obras de un barroco mestizo hispano-guaraní abarcan los temas tradicionales del arte cristiano. Sin embargo, algunas de ellas escapan a esta regla, presentando curiosas particularidades iconográficas.

El Arcángel con taba es un anónimo hispano-guaraní del Siglo XVIII y en el Museo hay distintas versiones del Arcángel Miguel, el más popular de los arcángeles mencionados en la Biblia. Todas estas variantes están basadas en grabados impresos en Flandes que fueron la fuente de inspiración de nuestro arte hispano-guaraní.

Según la Biblia, el Arcángel Miguel vencerá al Demonio en el Apocalipsis y según la tradición cristiana, también pesará las almas en el Juicio Final. No hay referencias bíblicas sobre cómo se hará realmente este Juicio y la figura simbólica de una balanza fue tomada del arte egipcio.

A pesar de su tratamiento frontal y sintético nuestra figura respeta la iconografía típica del Arcángel Miguel. Su indumentaria “a la romana” está compuesta de: casco, peto, túnica, banda y sandalias de caña alta. Y tiene también un curioso y simpático demonio “porcino”, rendido a sus pies.

Con el tiempo, el Arcángel ha perdido su espada y su balanza ha sido reemplazada por un astrágalo. El astrágalo o taba es un hueso que tenemos en el pié y es parte de la anatomía de todos los mamíferos.

Desde la antigua Grecia, los astrágalos de algunos animales se usaron para predecir el futuro. Las distintas caras y las posiciones que adoptaban al ser lanzados configuraron, más tarde, el Juego de las Tabas.

Las Tabas fueron un precedente de los dados, un juego de azar inmensamente popular en Europa. Una versión simplificada del Juego de las Tabas llegó hasta el Cono Sur y el Paraguay

Esta versión ofrecía sólo dos posibilidades a sus jugadores: Ganar o perder. La Taba de nuestra figura puede entonces interpretarse también como una balanza que decidirá entre los salvados y los condenados. Un justo premio o un castigo eterno, según las elecciones que hagamos… en esta vida.