ESPINARIO

aespinario

LAS OBRAS MÁS CURIOSAS DEL MUSEO DE ARTE SACRO ASUNCIÓN, PARAGUAY.

ESPINARIO. Análisis de sus fuentes iconográficas e interpretación de sus posibles significados.

El Museo de Arte Sacro es un museo iconográfico y su Colección está ordenada en forma temática. Son obras del barroco mestizo hispano-guaraní, producto de la colonización española y de la evangelización. Aunque fueron hechas por guaraníes y mestizos paraguayos, abarcan los temas tradicionales del arte cristiano.

Sin embargo algunas de ellas escapan a esta regla, presentando curiosas particularidades iconográficas como es el caso de esta así llamada Espinario que es una obra anónima hispano-guaraní del Siglo XVIII y que representa a un personaje que no presenta atributos sacros reconocibles dentro de la tradición iconográfica cristiana.

La figura representa a un niño desnudo y sentado que se toma un pié con ambas manos. No presenta ningún atributo sacro que permita reconocerlo pero en el dorso de su extraño asiento está pintada una cruz.

Cuentan los Evangelios apócrifos que Jesús cuando joven se pinchó un dedo al fabricar una corona de flores Este episodio apócrifo prefiguraba su posterior sufrimiento y era una reflexión sobre el sentido de su Pasión redentora. Pero a diferencia del “Niño Jesús de la Espina”, nuestra figura no se pinchó una mano, sino un pié.

Este tipo de figuras representaban algo muy distinto en las iglesias de la Edad Media. Eran una advertencia contra el pecado de la lujuria y se representaban en el exterior de los templos medievales.

Pero para hallar su verdadero significado debemos ir más atrás de la Edad Media… hasta llegar a la antigua Grecia. El “Espinario” es una obra del Siglo I antes de Cristo, uno de los pocos bronces griegos originales que aún nos quedan. El Espinario fue inmensamente admirado, con copias y grabados desde el Renacimiento hasta el Barroco. Estos grabados fueron usados para enseñar escultura, un arte desconocido entre los guaraníes.

La desnudez de la figura no hubiera sido ningún problema para la cultura guaraní, totalmente ajena al pudor europeo. Y el pinchazo de una espina, algo cotidiano en la selva, pudo ser una forma de incluir su propia experiencia de vida… en la obra.

La figura puede interpretarse como un Espinario pero su uso sacro continúa siendo un misterio.