Análisis de algunas obras del museo

aicono

LA ICONOGRAFÍA DE LOS SANTOS

ANÁLISIS DE ALGUNAS OBRAS DEL MUSEO

La compleja iconografía de los santos y santas está sintetizada y organizada en dos salas del Museo de Arte Sacro Asunción, Paraguay Desde las figuras bíblicas contemporáneas a Jesús como San Juan Bautista, hasta los mártires más venerados de la Iglesia, como es el caso de San Lorenzo.

Los santos y santas mártires, como Santa Lucía, son invocados como intercesores y protectores Destacándose entre ellos: San Sebastián y San Roque, muy invocados en las grandes epidemias.

Otros santos fueron promovidos por motivos más nacionalistas, como es el caso del español San Isidro Labrador. Que sin embargo fue objeto de mucha devoción en Paraguay, pero por haber sido un agricultor, laico, pobre y sencillo.

Las Órdenes religiosas que evangelizaron nuestro país difundieron el culto a sus propios santos fundadores. Los jesuitas propusieron como modelos de vida y sacrificio a sus grandes misioneros como San Francisco Javier y también a los novicios santos como Gonzaga, Kotska y Berchmans que fueron venerados como ejemplos de pureza e ideales juveniles.

Pero en el Paraguay colonial, como en todo el mundo, el santo más famoso y querido fue San Francisco de Asís. Siguiéndole en popularidad y devoción el franciscano y milagroso San Antonio de Padua.

Nuestros artistas nativos hicieron su propia interpretación siguiendo la iconografía que caracterizaba a cada santo. Características particulares que fueron difundidas en Paraguay por medio de sencillos grabados impresos en Flandes. A partir de estos grabados, nuestro arte realizó su propia síntesis: Más próxima a lo europeo o más próxima a la tradición guaraní.

En la Colección del Museo destacan las grandes figuras hechas para los altares de las iglesias pero también las pequeñas y encantadoras versiones hechas para los nichos y la devoción personal y familiar.