Los determinantes de un arte mestizo

determinantes

El sustrato guaraní y la tradición hispana.

Las 97 obras del Museo de Arte Sacro Asunción, Paraguay, pertenecen al hispano-guaraní que es considerado un barroco mestizo. Es fruto de la tradición europea pero reelaborado por los nativos con una mentalidad diferente.

El mestizaje, la aculturación y la evangelización que siguieron a la conquista y colonización española, implicaron distintos grados de violencia, adaptación y renuncia, por ambos lados. Españoles y guaraníes cristianos debieron aprender convivir y a defenderse juntos de los guaicurúes y portugueses.

Finalmente, hacia el Siglo XVIII, todos estos procesos históricos eran hechos consumados y así conformaron nuestra propia identidad paraguaya: mestiza y singular.

Dos tradiciones religiosas y artísticas totalmente diferentes se unieron para generar el primer arte paraguayo. Las obras del museo son producto de una síntesis cultural y, por ello, sus dos componentes originales ya no pueden separarse.

En los próximos videos de esta Serie, iremos analizando juntos la tradición hispana y el sustrato guaraní que conformaron estas obras, comenzando con el necesario proceso de asimilación simbólica y técnica del arte barroco puesta al servicio de una naciente y original espiritualidad paraguaya.