Crucifixión

crucificcion_1

Viernes Santo Crucifixión o Corpus hypercubus, Salvador Dalí.

Al ser el momento clave de la Semana Santa, muchos son los pintores que han tratado la crucifixión de Jesús, y algunos de manera muy destacada, como Goya o especialmente Velázquez; pero Dalí le dio una vuelta de tuerca al asunto.

En esta pintura, Jesucristo aparece sin mostrar su rostro de manera directa y sin los estigmas de las manos ni las heridas del torso habituales; no obstante, lo curioso en esta obra de Dalí es que lo hace levitar frente a una cruz formada por ocho cubos.

El pintor español se basó en los estudios que Juan de Herrera realizó para el Monasterio del Escorial, en su Discurso sobre la forma cúbica; restando importancia a la simbología propia de la cruz y centrándose en la figura geométrica. En la composición también aparece Gala, mujer de Dalí, representada como la Virgen María; utilizando un tratamiento similar al de artistas como Zurbarán o Murillo. Además, en el fondo se puede observar la localidad de Cadaqués, lugar en que el artista pasaba sus veranos y donde hoy se encuentra la Casa Museo Salvador Dalí.