Urbi et Orbi

cruz_

Historia
El dato: el crucifijo milagroso que acompaña la oración «Urbi et orbi» del Papa Francisco en la Plaza de San Pedro, hecho de madera, sobrevivió a un incendio en 1519. Permaneció intacto. Dice la leyenda que fue quién salvó a Roma de la Gran Peste de Europa en 1522.